EL PAPA FRANCISCO Y MILEI ROMPIERON EL HIELO…

Seguramente, el primer encuentro oficial entre el papa Francisco y Javier Milei, que no se habían visto nunca en su vida, pero que habían oído hablar mucho el uno del otro en términos irreproducibles en un caso, marcó el comienzo de una nueva etapa de diálogo constructivo.

Consciente de la situación más que difícil que atraviesa su país -marcado por una nueva polarización, conflictividad social, devaluación, ajuste, inflación en las estrellas, pobreza en aumento-, el Papa, que quiere a su madre patria, quiso dejar en claro su respaldo al hombre que asumió el mando por voluntad de la mayoría de los argentinos. De ahí, esos gestos de afecto que nunca se vieron con ninguno de sus predecesores, como cuando Milei, el domingo, antes y después de la ceremonia, se le abalanzó y lo abrazó, como pidiéndole perdón y mostrándose arrepentido por todos esos epítetos lanzados en el pasado. Y el Papa, cual abuelo consolando a un nieto que cometió una macana, recibió ese abrazo con empatía, devolviéndole incluso una suerte de caricia, con su mano sobre esa melena que el mandatario, como le dijo tras una pregunta que rompió el hielo, no se había cortado, sino emprolijado.

FUENTE: LA NACION +

Compartí tu opinión!