EL “PLAN B” DE MILEI YA ESTA EN MARCHA.

La eliminación de las trabas para comprar dólares –el cepo- y de los tipos de cambio diferenciales -el blend que se ofrece a exportadores o el que nutre el cotizado Impuesto PAIS para acceder al mercado único de cambios e importar mercadería- quizás no sean operaciones tan cercanas en el tiempo como lo quisieron hacer ver allegados al Gobierno, esos mismos que festejaron el staff report del Fondo Monetario Internacional (FMI) la semana pasada y el giro de US$4700 millones.

Más allá de lo que algunos quisieron hacer entender, el organismo de crédito internacional fue más que contundente. “El Fondo no aboga por una rápida eliminación de los controles de capital, sino más bien que esto se haga gradualmente, y sólo cuando las condiciones lo permitan y se aborden los desequilibrios”, se escribió en el apartado 37 del reporte del staff que aprobó el directorio del Fondo. Con rojo fiscal, emisión monetaria y sin reservas internacionales, se trata de una misión imposible aún.

En el Ministerio de Economía que conduce Luis Caputo confirman esa versión. No hay ninguna presión, no hay fecha, no hay tampoco una imposición. “Cuando estén dadas las condiciones. Nos tienen tremenda confianza”, cuentan en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

FUENTE: LA NACION

 

Compartí tu opinión!